Esta pequeña morenita llamada Sofia, apenas tenía 24 horas de vida.

Los papás recién estrenados aún estaban aterrizando en la maternidad/paternidad.

«No llora nada, duerme todo el rato», me decían.

Yo les contesté, «no os acostumbréis porque cambiará…».

Me miraron sorprendidos.

Yo sonreí con ternura.

Bienvenidos a la aventura.

 

2 Comentarios

  1. riberag@gmail.com

    😍😍😍
    Cuando enseñamos las fotos, la gente que vino de visita se extraña porqué Sofia està con los ojos abiertos, si se pasó todo el día dormida! Unos meses después creo que es porqué nos diste un entorno tranquilo, dulce y de confianza, y eso se refleja en todos los que aparecemos.

  2. Marta González

    Qué ilusión, cuánto me alegro! Siempre es una incertidumbre para mí cuando hago una sesión. No puedo predecir el resultado, pero siempre pongo todo mi esfuerzo, y simplemente trato a la gente como a mí me gustaría que me trataran. La experiencia de haber sido madre yo misma me aporta la empatía necesaria, imagino. Gracias a vosotros por darme un voto de confianza en un momento tan íntimo.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *