Nora es una bebé preciosa y muy risueña.

No dejó de sonreir un sólo instante mientras acompañaba a su mamá en las tareas de casa.

Desayunar, tender la ropa, jugar un rato…

Y disfrutar de ése amor incondicional que sólo una madre te puede dar.

 

 

2 Comentarios

  1. mireia.s82@gmail.com

    Sin duda, es una de las mejores cosas que he hecho! Qué sesión tan divertida. Me ha encantado tu forma de trabajar: si hasta mi casa parece menos caótica y más amplia.
    Para algunos nuestra vida es un poco peculiar pero llena de luz, como las fotos de Marta. GRACIAS por captar ese lenguaje que Nora y yo compartimos, esa conexión madre e hija.
    No dejes de retratar, haces que la ‘vida real’ resulte más bonita

  2. Marta González

    Ay, qué bonito lo que dices! Yo también me lo pasé muy bien con vosotras. Besos para las dos y gracias!!! ♥♥♥

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest